8 Consejos para padres que no ven avances en sus hijos

8 consejos impactantes para padres que no ven avances

A menudo nos sucede a muchos a los padres que llevamos a nuestros hijos a clases de natación o cualquier otro deporte, no vemos avances en el aprendizaje de las diferentes actividades a las cuales los hemos introducido. En muchas ocasiones nos cuestionamos si es culpa nuestra o que nuestros hijos no tienen las habilidades necesarias 0 quizá el lugar a donde los llevamos no está enseñándole las herramientas adecuada. No importa las diferentes razones, siempre hay una mezcla de las 3 de las cuales debemos de abordar. A continuación te brindamos 8 consejos importantes para que tomes en cuenta en cualquier actividad con tus hijos.

  1. Auto check de asistencia

Olvidamos la importancia de la constancia y nos sucede muy frecuentemente que asumimos que con pagar la cuota mensual de nuestros hijos milagrosamente van a aprender ya sea a nadar, jugar fut, etc. Pero no es así como funciona con niños o con adultos.

La constancia y la práctica recurrente de las diferentes disciplinas deportivas harán que los niños aprendan efectivamente sus deportes. Por lo tanto, es nuestra responsabilidad como padres asegurarnos que estas actividades no sean suspendidas por cosas poco prioritarias.

Muchas veces le damos más importancia a las actividades sociales, al bautizo, la fiesta, el cumpleaños, la pereza, el tráfico y no ponemos importancia a inculcar el valor de la constancia y la disciplina en nuestros hijos. Más adelante en la vida nos cuestionamos porque no fuimos más perseverantes, porque no les exigimos más a nuestros hijos, porque no hicimos el esfuerzo, y es algo que nosotros como padres debemos de auto evaluarnos porque nosotros somos 100% responsables de inculcar estos valores en nuestros hijos.

  1. Minutos efectivos de clase

Muchas veces vemos en diferentes academias que hay muchos niños por instructor en clase. Las instrucciones toman mucho tiempo, o la corrección individual, y en esos minutos los demás chicos pierden tiempo en la pared o sentados o sin tener minutos efectivos de práctica.

Por lo tanto, es importante que como padres prestes atención a la clase de tus hijos y puedas contabilizar los minutos efectivos de clase, es decir, vas a prender el cronómetro cada vez que tu hijo está realizando actividad y lo vas a parar cada vez que no esté realizándola. De manera que, si son 45 minutos de clase, y tú te diste cuenta que solo 10 minutos fueron efectivos, entonces podemos ver que hay un problema en la efectividad de la clase.

Obviamente no es lo mismo practicar por 45 minutos que practicar por 10 minutos. Por lo tanto, aquí es donde podemos buscar tener mejor comunicación con la academia a donde los hemos llevado, para empezar a corregir que los minutos efectivos de clase sean mayores.

  1. Pide avances y retroalimentación de sus maestros

Como todo tipo de relación es importante la retroalimentación. No podemos llegar a las academias a dejar a nuestros hijos y nunca involucrarnos. Es un error no preguntar, no saber cuál ha sido su avance o desafío. Muchas veces los enviamos con el chofer o la niñera pero no tomamos tiempo de auditar todos los meses nosotros mismos como va el avance o pedir videos a nuestros colaboradores. La sorpresa nos la llevamos cuando vamos a la competencia o cuando vemos que ha pasado mucho tiempo y no vemos cambios o mejoría. Allí es cuando vamos y protestamos, sin pensar hace cuanto tiempo no vamos ni sabemos nada del proceso de nuestros hijos.

Las academias de deporte de nuestros hijos, deben retroalimentar muy similar a un colegio, de manera que deben de enviar retroalimentación de los avances o desafíos  a los padres. Así como hay reuniones con maestros y padres, así mismo debe ser en las academias. Debemos solicitar un tiempo uno a uno con la maestra o maestro, de manera que nos puedan retroalimentar del avance de nuestros hijos.

No podemos esperar a la competencia, al cambio de nivel o alguna actividad especial para nosotros reaccionar. Tenemos que tratar de tener una comunicación como mínimo bi mensual, con el equipo que está enseñándole a nuestros hijos. Debemos preguntar cómo podemos reforzar los valores o las actitudes de nuestros hijos desde casa para apoyar en la enseñanza, de manera que alineemos la forma de educación que tenemos en casa con la que tenemos en la academia.

  1. Habla y solicita cita con la instructora

Muchas veces cometemos el error de quedarnos callados, nos molestamos y preferimos no involucrarnos por falta de tiempo o porque nos da pena andar preguntando cosas que quizá desconocemos. Sin embargo, es nuestra responsabilidad y obligación como padres involucrarnos en el aprendizaje de nuestros hijos, tomarnos la molestia de saber qué hacen que les gusta, que dicen, como le fue a nuestro hijo en la clase de natación y como podemos ayudar nosotros en casa.

Tenemos que aprender a entender qué fortalezas y debilidades tienen nuestros hijos para que las fortalezas las mantengamos y podamos reforzar esas debilidades. Por lo tanto, es importante solicitar una cita para que puedas expresarle a la maestra o instructor de tus hijos cosas que tú has notado de tu hijo/a, como actitudes o capacidades y que puedan influir en su aprendizaje, ya que las formas de comunicación o de comprensión son diferentes entre un niño y otro. Cada niño tiene una forma diferente de entender y aprender. Necesitamos la comunicación efectiva de todas las partes.

  1. Agrega más veces por semana a tu plan

Muchas veces creemos que al inscribir a nuestros hijos una vez por semana van a aprender y nos va suplir las necesidades que como padres esperamos.  ¿Quién aprende algo una vez por semana en 45 minutos? Los niños deben tener exposición a esta práctica para poder memorizar y dominar los diferentes ejercicios por lo que recomendamos como mínimo, practicar dos veces por semana y tres en ideal.

La falta de responsabilidad o de constancia para llevar a nuestros hijos a sus actividades, puede provocar frustración y desánimo en ellos. Es claro que la persona que más práctica y más tiempo le dedica, será la persona que más avances podrá ver. Por lo tanto, es importante que los ayudemos a ser disciplinados y no faltar. Como padres debemos comprometernos con las actividades de nuestros hijos.

  1. Cuantos niños por clase

Muchas veces en diferentes academias se maneja un distinto número de alumnos por instructor; en algunos 4, 7 o en otras 10.  

Por lo tanto, es importante evaluar y que te tomes el tiempo antes de escoger una academia, con qué cantidad de niños te gustaría que tu hijo tome clases. A pesar, de que es bueno que nuestros hijos tengan bastantes compañeros para poder socializar y para poder hacer amigos, también es importante tener un número más reducido de alumnos a la hora de enseñar.

Podría recomendarles que en un rango entre 6 a 7 niños por instructor es un rango aceptable. Un instructor puede manejar efectivamente niños con edades desde 3 años hasta 12 años, porque en esas edades es donde tienen menos capacidades para poder trabajar de manera individual y necesitan mayor supervisión y mayor reforzamiento con cada una de las habilidades.

  1. Las diferentes habilidades de nuestros hijos

Es importante mencionar que a veces tomamos la decisión de llevar a nuestros chicos a natación porque nosotros nunca aprendimos a nadar y por esta razón queremos que nuestros hijos si aprendan. Quizá fuimos destacados deportistas y queremos que nuestros hijos también lo sean. Quizá también es porque para nosotros es importante la seguridad acuática y por eso decidimos que no es negociable aprender a nadar.  Sin embargo, debemos de considerar las diferentes habilidades, gustos y preferencias de nuestros hijos a la hora de tomar una decisión.

En el caso de la natación, la seguridad acuática debe ser indispensable y debe de ser una actividad obligatoria desde los 6 meses hasta los 7 años, sin embargo, cuando ya saben nadar y están seguros dentro del agua, debemos de tomar en cuenta sus habilidades para los diferentes deportes.  Comúnmente podemos ver que un niño es obligado a realizar alguna actividad deportiva por decisión de los papas sin tomar en cuenta que nuestro hijo no tiene las habilidades para ejecutar ese deporte correctamente, y que estamos desaprovechando sus habilidades en otro deporte que si podrá hacerlo de manera correcta.

Por lo tanto, creemos que antes de los 10 años es importante que los jóvenes hagan diferentes actividades deportivas, para poder diagnosticar o ubicar cual es el deporte que más les conviene y mejor se les facilita.

  1. La capacidad de aceptación de crítica constructiva

Como padres y como academias deportivas debemos de aprender a recibir la crítica constructiva. Si bien es cierto que no hay academia perfecta, tampoco hay alumno perfecto o padre perfecto, por lo tanto, es indispensable que haya una relación de comunicación y relación de humildad para  buscar en conjunto, lo mejor para los alumnos.  Las tres partes relacionadas deben de estar comunicadas y siempre pensando que todo lo que se haga, es para poder beneficiar a nuestros hijos o alumnos.

Es importante tener esa apertura de mente para poder aceptar y entender situaciones que se presenten en casa o comentarios que el alumno haga con los papas, para poder fortalecer también la relación. Como todo en la vida, es importante una relación respetuosa entre las partes, para poder comunicar de manera respetuosa, sin ofender, sin afectar, buscar siempre decir las cosas de manera positiva y sin acusar, porque en muchas ocasiones los instructores están haciendo su mejor esfuerzo, pero también están en procesos de aprendizaje.

Muchos instructores han sido capacitados y están en un proceso de maduración y crecimiento, para poder dar a sus hijos la mejor enseñanza. Como padres debemos aprender que como academias todos tenemos un proceso diferente, y cada quien tiene una forma distinta de trabajar. Debemos entender que cada entrenador es diferente y así mismo su manera de enseñar o motivar.

Es importante tomar en cuenta, que todo lo que nuestros hijos hagan siempre deben de tener metas y objetivos claros, entre todas las partes de la relación. Es importante que expliques y comentes tus expectativas, ya que de lo contrario va ser muy difícil poder cumplirlas.

En Waterproof Swim Academy, tratamos de llevar la mejor comunicación con todos nuestros alumnos y clientes, pero no somos perfectos, por lo que necesitamos tu retroalimentación para poder seguir mejorando y así ayudarnos a crecer como profesionales y que podamos juntos, desarrollar a los próximos representantes de Guatemala a nivel deportivo, sobre todo en el deporte de la natación.

Nuestra directora, Gisela Morales nos deja una frase ‘’Lo que nos lleva al éxito son nuestras diferencias y no nuestras similitudes, por lo tanto, creo importante que recordemos que nuestras diferencias nos van hacer fuertes como un equipo.   Este equipo está formado por papás, alumno y academia por lo que es importante que juntos podamos aceptarnos con nuestras fortalezas y debilidades. Debemos recordar que somos diferentes, pero que estas diferencias nos van a convertir en un equipo mucho más fuerte.

WATERPROOF SWIM ACADEMY

Horario: 5am a 5pm Lunes a Viernes y Sábados de 6am a 3pm

Programas:

Enseñanza, Bebes, Adultos, Uso de Piscina y Aquafitness. 

Sedes: San Cristóbal y Zona 16

Whatsapp Zona 16:  5717-3771
Whatsapp Sancris:   5394-3995

Para agendar tu clase de prueba

One Response

  1. Your article has proven useful to me. This information is magnificent. I have been looking everywhere for this! Your article has proven useful to me. Lucille Anatollo Bail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *